La Guardia Civil en el momento en que intercepta al conductor.

La Guardia Civil denuncia a un vecino de Pontevedra que fue sorprendido cuando conducía un furgón-taxi, en servicio de transporte escolar, bajos los supuestos efectos de estupefacientes. La infracción se detectó ayer, sobre las 14:00 horas, a la altura del Km. 5`800 de la carretera N-550, en Vilaboa, cuando una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de esta localidad, intercepta una furgoneta de transporte escolar que llevaba, en ese momento, tres alumnos.

El vehículo era conducido por un varón de 49 años, que al ser sometido a la prueba de detección de drogas dio resultado positivo indiciario en opiáceos y metanfetaminas.

Ante estas circunstancias, se procedió a la inmovilización provisional del vehículo hasta la llegada de otro conductor alternativo, en tanto que el conductor de la furgoneta fue denunciado por una presunta infracción muy grave que, de confirmarse los resultados positivos, conlleva una sanción económica de 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos del permiso de conducir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí