Despliegue a las puertas del colegio Inmaculada Concepción de Marín.

Un amplio despliegue para liberar a un menor de tres años atrapado por un brazo en el colegio Inmaculada Concepción de Marín llamó la atención de todo el vecindario. Según fuentes de la Policía Local, el niño, probablemente jugando, quedó metió el brazo por una puerta de cristal y al ver que no era posible sacársela el centro tuvo que pedir ayuda.

Hasta el lugar se desplazó la Policía Local, Policía Nacional, Bombeiros do Morrazo y emergencias del 061, que se encargaron de trasladar al menor hasta el centro de salud para lo observasen y le curasen los pequeños cortes ya que para liberarlo los bomberos tuvieron que romper cuidadosamente el cristal de la puerta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí