María Ramallo, durante la reunión telemática del comité clínico.

Como nueva medida, se reducirán los puestos del mercadillo al 50 por ciento y se turnarán según el número de sus licencias

En Marín el número de contagios está a la baja. A las 00:00 horas de ayer se contabilizaron 46 positivos, cuatro menos que el día anterior, y 106 personas en seguimiento por parte de los servicios sanitarios. Son datos recogidos por la alcaldesa, María Ramallo, de la reunión de seguimiento que ha mantenido la Consellería de Sanidad y con los alcaldes de los municipios afectados por las restricciones sanitarias como son Pontevedra, Poio y Vilaboa, así como con el alcalde de Sanxenxo.

Ramallo afirma que es necesario e importante «seguir trabajando para continuar con esta bajada y seguir frenando el avance de la pandemia». Con la colaboración del subcomité clínico creado para tal fin, seguirán estudiándose los brotes específicos en el municipio y analizándose como está circulando el virus en la localidad. Según se indicó, el incidente en Marín afecta especialmente la gente joven.

Incremento de las medidas restrictivas

Entre las medidas específicas que se van a tomar, a mayores de las que se decretaron ayer, está la reducción al 50% de los puestos del mercadillo, que irán turnándose según sus licencias, empezando por las pares la próxima semana.

En lo que respecta al control, habrá un mayor control por parte de la Policía Local para garantizar el cumplimiento de las medidas, especialmente en el sector de la restauración. Mañana por la mañana habrá una reunión de trabajo de seguimiento local para continuar coordinando las actuales medidas y valorar las actuaciones a tomar en los próximos días.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí