O alcalde de Vilaboa, durante unha visita.

El portavoz el PP en Vilaboa, Alberto Acuña, sale al paso de las que considera “pobres justificaciones del alcalde” en relación a las declaraciones del alcalde, César Poza, en las que acusaba a la Xunta de obligarle a cobrar a los vecinos un canon de depuración. Para los populares, una “justificación” puesto que “hace meses así lo acordó él mismo con Augas de Galicia”.

Acuña asegura que el Concello de Vilaboa lleva suscribiendo convenios voluntarios
desde el año 2005, el último en 2020 ya con césar en el sillón de mando. Una externalización por parte del consistorio en la que se establece el pago de una tasa denominada de depuración a cambio de que la gestión fuese realizada por Aguas de Galicia.

Además, describen desde el PP, el incumplimiento del concello en este acuerdo provoca una “situación irregular” puesto que desde que se firmó esta externalización el concello cobra una tasa municipal por servicios que no está realizando y que tampoco está abonando a la Xunta. Por lo tanto, lo que ahora está haciendo la administración autonómica, explican, es regularizando esta situación desde 2016 con sus correspondientes intereses de demora.

“No entendemos como este incremento de tasa se realiza sin información
previa, sin hacer un análisis de la situación incrementando a los 17,40 €
semestrales, 21 € de canon de vertido, cuando se podría a minorizar el
importe del impuesto municipal (17 €) para asumir el pago por servicio”, manifiestan desde el PP vilaboés que pone de manifiesto que “llevamos tiempo denunciando las males gestiones municipales y esto es un claro ejemplo”. “Se firman contratos que luego no se pagan pero sí se le repercuten a los vecinos para embolsárselo el Concello”, apostilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí