César Poza, alcalde de Vilaboa.

Es un hombre cercano, un buen hombre dicen quienes le conocen, aunque pocos imaginaban que en 2020 se convertiría en alcalde de Vilaboa. Poza, como se dirigen a él sus conocidos, es vecino de la parroquia de Figueirido, aficionado al fútbol y apasionado por la informática y la política.

MN.- ¿Qué balance hace de estas dos semanas en la Alcaldía?

C.P.- Estoy contento, está siendo muy positivo. Es cierto que hay muchas cosas pendientes de hacer pero la verdad es que me alegro mucho del paso que dí.

MN.- ¿Se imaginó en algún momento que sería alcaldía de Vilaboa?

CP.- Tengo que reconocer que sí. Yo estuve muchos años como concelleiro con Luis Poceiro y en ese momento todo el mundo siempre me decía que iba a ser su sustituto. La verdad es que cuando algo te gusta y te ilusiona es bonito conseguirlo. Eso sí, en esta última etapa de mi vida no contaba con ello.

MN.- ¿Qué le diría a quienes dicen que es Alcalde por accidente?

CP.- Que yo por accidente entiendo otra cosa. Afortunadamente no hay ningún herido y no hay que lamentar daños personales. Es algo circunstancial…

MN.- Cuando se conoció que Kiko Costa dejaba la Alcaldía todos los rumores apuntaron a su compañera Carmen Gallego…

CP.- El plan A era yo. De hecho, Carmen fue una de las personas que habló conmigo porque lo que se buscaba era consolidar un proyecto de futuro y en ese sentido pensaron en mí. Falar non ten cancelas…

MN.- ¿Cómo definiría actualmente al BNG?

CP.- Fueron unos compañeros de camino durante ocho años que hicieron un trabajo, en términos generales, bastante positivo. Espero que aunque sea desde la oposición sigan sumando.

MN.- ¿Estaría dispuesto a que volviesen a formar parte de su gobierno?

CP.- Ellos se fueron… ellos tendrán que decirlo. Se podría hablar, porqué no, pero eso ahora mismo no está encima de la mesa.

MN.- En su toma de posesión tendió la mano al resto de partidos y, principalmente, al PP ¿Confía en que cojan ese testigo o se espera un mandato complicado?

CP.- La situación que vivimos no invita a pensar otra cosa que no sea complicación, por eso espero que todos sumemos. De ahí que yo brindara diálogo con todos porque, en el fondo, todos podemos aportar algo. Soy positivo en ese sentido.

MN.- ¿En quién depositaría antes su confianza, en el BNG o en el PP de Vilaboa?

CP.- Voy a confiar en los dos mientras no me demuestren lo contrario.

MN.- ¿Qué prioridades tiene como Alcalde?

CP.- Ahora mismo estamos inmersos en garantizar que el curso escolar se pueda comenzar con todas las garantías sanitarias ya que tenemos que ser los concellos los que asumamos todos los excesos que provoca esta situación en materia de limpieza. Vamos a intentar hacerlo para que, ante cualquier problema, no puedan achacarlo al Concello. Obviamente también hay que estar pendiente de las infraestructuras, de los proyectos previstos para los últimos años y de acabar con el problema de los núcleos del Plan Xeral. Para mí mientras que eso no esté solucionado este tema el Plan estará incompleto.

MN.- ¿También recuperar el servicio de la Policía Local?

CP.- Sí, el servicio de Policía Local es fundamental. Tendremos que ver cómo para hacerlo más atractivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí