Oficina de O Toural, en Vilaboa.

El PP ya mostró públicamente su preocupación por este tema tras reunirse con los responsables de la entidad y el BNG también apoyará mantener la atención actual

PSdeG, BNG y PP están convencidos de que los vecinos de Vilaboa no se pueden permitir que la única oficina del Banco Santander en el municipio, en O Toural, acabe perdiendo servicios y por este motivo trabajan en una declaración institucional que, esperan, pueda ser apoyada por los tres partidos en el próximo pleno. En la comisión informativa celebrada esta semana se acordó redactar un texto inicial que después pueda ser modificado o completado con las posturas de la oposición.

El gobierno local, compuesto únicamente por los socialistas en minoría, ya ha enviado un comunicado anunciando esta intención aunque en él va más allá allá de la pérdida de servicios y habla de un futuro cierre. Una cuestión que, a juicio de los populares, no es correcta. Su portavoz, Alberto Acuña, está totalmente en contra de que los vilaboenses pierdan ni uno solo de los servicios que ofrece esta sucursal pero, tras reunirse con los responsables precisamente por la preocupación y la alarma despertada entre los vecinos, aclara que lo que le han transmitido es que lo que se va a hacer es un cambio de gestión similar al que funciona en otras localidades como Moaña y que no afectará a la asistencia a los clientes. Aun así, está dispuesto a colaborar institucionalmente para que así sea y poder garantizar la continuidad. De hecho, el 14 de septiembre el grupo municipal popular ya mostró públicamente su preocupación por este tema y ya el pasado jueves presentó una moción oponiéndose al cese de servicios. Eso sí, pide que no se confunda a los vecinos y se intente hacer política con este tema.

Por su parte, el BNG también manifiesta su disposición para sumarse a la declaración institucional. Su portavoz, Ornela Fernández, asegura que están a la espera de recibir el escrito del gobierno local para valorarlo y, si fuese necesario, realizar aportaciones. También muestra su rechazo contundente a la pérdida de servicios y destaca la importancia de esta sucursal para los vecinos. “Muchos la utilizan para realizar pagos de tasas que requieren las gestiones del Concello por su cercanía y para Vilaboa es muy importante que se mantenga”, explicó a Morrazo Noticias. La otra entidad de la localidad está situada a 5 kilómetros de distancia.

El gobierno local asegura que ya ha trasladado su malestar a la entidad bancaria y se reunirá con el responsable la próxima semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí