Manuel Santos revisando una documentación en el Concello.

Respecto al tiempo de consulta, Santos asegura que los grupos tuvieron seis días para estudiarlas

El BNG de Marín considera que en el pleno del pasado 13 de febrero quedaron en “evidencia” las “continuas irregularidades” de los pagos efectuados por el Concello por valor de 417.018,87 euros repartidas en 275 facturas. Una acusación a la que el concelleiro de Facenda, Manuel Santos, responde que asegurando que “las facturas que corresponden a años anteriores y que son de un mismo proveedor, fueron presentadas en el año 2018 y se conformaron en el 2019, razón por la cual no se pagaron antes”. En lo que respecta a la factura relativa al ascensor del Museo Manuel Torres, de la que los nacionalistas dicen no hay proyecto, desde el gobierno local afirma que “se corresponde con un trabajo complementario al del proyecto, no relativo a la propia ejecución del ascensor”. Santos agrega que su contratación fue “correctamente licitada y adjudicada, incluso con una subvención concedida”. Con respecto a esta factura, Santos aclara que el importe de la misma es de 1.900 euros y no de 25.000 euros.

En general, afirman desde el gobierno local, las facturas se corresponden con servicios y suministros realmente ejecutados y debidamente conformados por los servicios técnicos y los responsables de las distintas áreas. “Son facturas necesarias para el mantenimiento de todos los servicios municipales, así como para el mantenimiento y conservación de las instalaciones e infraestructuras del Ayuntamiento”, asegura el edil de Facenda. “No hay ningún gasto extraordinario”, añade, “y del que se trata y de que todas las facturas puedan pagarse el antes posible, porque hay que cumplir los compromisos que se adquieren”.

Poco tiempo para estudiar las facturas

La Portavoz Municipal del BNG, Lucía Santos, acusó a Santos de “mentir” en la Comisión Municipal de Hacienda cuando comentó que no tenía ese día, el 5 de febrero, documentación sobre la propuesta del Reconocimiento Extrajudicial de Crédito (REC) para hacer frente a las dichas facturas. “El BNG demostró que mentía pues la documentación fue presentada por registro telemático el día 4 a las 00:00 h.”, acusan. A este respecto, Santos alega que “toda la corporación contó con seis días para su consulta”. El pleno tuvo lugar el pasado jueves 13 de febrero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí