El alcalde, César Poza, y el portavoz del PP local, Alberto Acuña, firmando el acuerdo en 2021 para sacar adelante los presupuestos.

El portavoz del Partido Popular de Vilaboa, Alberto Acuña, tiende de nuevo la mano al gobierno municipal para sacar adelante una modificación de crédito a cargo del remanente de tesorería que permita ejecutar los alcantarillados pendientes en Cardiña, Acuña, Bertola, Cundixe, Vilar, Carballeira, A Rúa, Carballal y Paredes. La propuesta supondría una inversión que superaría los 500.000 euros. «No puede haber vecinos de primera y vecinos de segunda», considera Acuña.

El líder del PP vilaboés condiciona el apoyo del PP en un pleno próximo al compromiso del gobierno a realizar todos estos alcantarillados durante el año que viene.

“Entre en política para solucionar, o tratar de solucionar, los problemas de mis vecinos y la red de saneamiento es uno de los más importantes, por eso propongo un acuerdo estable al Gobierno municipal para que se acometan los alcantarillados pendientes en 2023, apoyaremos que se realicen los de importe más elevado con remanente de Tesorería y el resto con partidas que se vayan abriendo a lo largo del año», plantea Acuña.

El líder popular resalta que en los presupuestos 2021 apoyaron al gobierno con la condición de realizar alcantarillados pendientes y que no se realizó ninguno hasta le fecha. «En Vilaboa tenemos unas asignatura pendiente con muchos vecinos en cuanto a los alcantarillado y estamos ante una oportunidad histórica ya que para este año el Concello cuenta con el presupuesto del ejercicio 22 y 23 que la Diputación aporta a través del Plan Concellos por valor de 1.000.000», resalta Acuña quien recuerda que, además, Vilaboa tiene un remanente que ronda los 3 millones de euros. «No cumplir con los vecinos es egoísmo político», apostilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí