Victoria Portas subiendo las escaleras del Concello.

La edil pide a los partidos que componen el gobierno local y también a BNG y Avante! “responsabilidad”, “diálogo” y “dejar a un lado los conflictos”

“Desde que decidí presentarme a las elecciones municipales de 2018 a través de la candidatura de ACE tuve muy claro que lo hacía para sumar al pueblo de Cangas y a todos los cangueses, nunca para restar ni formar parte de riñas políticas. Quiero construir y no destruir”, así arranca la número dos de ACE en el Concello de Cangas, Victoria Portas Mariño, el escrito enviado a los medios y con el que quiere dejar clara su postura respecto al conflicto político surgido desde la muerte de Xosé Manuel Pazos.

Tras pedir su dimisión sus propios compañeros de EU, Portas anuncia que no se marchará y que su intención es seguir trabajando en sus áreas “o desde donde mi agrupación me sitúe con la misma intensidad que hasta el día de hoy” porque está convencida de que “no es momento de conflictos políticos sino de unir esfuerzos y seguir trabajando por Cangas y por los cangueses, que es a lo que me comprometí hace dos años”. “Estoy a su disposición”, apostilla en relación a su partido, ACE, donde participa como independiente.

“Quienes hemos tenido el privilegio de haber sido elegidos en las urnas debemos ser responsables y saber que por encima de los partidos y las siglas están los vecinos, los que nos pusieron en la Alcaldía, en las concellerías y, en definitiva,
nos convirtieron en sus representantes, en administradores de su dinero y de las decisiones que hacen evolucionar a Cangas o, por el contrario, provocar un retroceso irremediable”, opina Portas, segura de que si el conflicto no se resuelve quienes saldrá perjudicado de ello serán los vecinos de Cangas.

Es por eso que pide “a todos los partidos de izquierdas con representación en el pleno, tanto los de la oposición como los que conforman el gobierno local” que actúen con “responsabilidad” y para eso les anima a “dejar a un lado los intereses personales y partidistas y saber que, ya sea desde la Alcaldía o desde las concellerías, lo verdaderamente importante es el trabajo constante, el diálogo siempre como herramienta para solucionar las discrepancias y para continuar con el legado de Xosé Manuel Pazos con dignidad, sin convertir el drama que supone la pérdida de un líder político como él en un espectáculo que Cangas no se merece”. “Debemos estar a la altura de las circunstancias”, advierte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí