Obras que se están ejecutando junto a los castros.

Colectivos han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas a través de Change.org que ya ha logrado 1.200 rúbricas

La Hermandade Illa de Tambo, junto con las asociaciones Umia Vivo, A Forneiriña, AnovaTerra, a Plataforma en Defensa dos Montes do Morrazo y Colectivo Monte Pituco, exige la “paralización inmediata” de las obras de rehabilitación que se están llevando a cabo en el Castro de A Subidá, al considerarlas una “aberración” contra el patrimonio arqueológico de la zona.

“Se trata de una actuación perjudicial y agresiva para este yacimiento castreño por el movimiento de tierras y la instalación de mobiliario urbano sin garantías para la conservación de las estructuras primitivas y de los grabados rupestres que las rodean, además de deturpar completamente la esencia del espacio natural en el que se inserta”, señalan estos colectivos que, indican, “no se puede permitir que esto esté pasando enfrente de la Isla que tanto defendemos y cuyo patrimonio valoramos”.

Y con esa intención han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas en a través de Change.org en la que ya han conseguido 1.200 rúbricas contra el proyecto, que ejecutan la Diputación de Pontevedra y el Ministerio de Fomento por un importe superior a 500.000 euros.

Los vecinos aseguran que actualmente “el estado del castro de A Subidá es muy preocupante” y que de ello alertan profesionales de la arqueología y expertos en patrimonio local y comarcal “por la transformación del espacio inmediato que rodea los restos arqueológicos en espacios de ocio de dudosa utilidad con la instalación de bloques de piedra serrada a modo de bancos y losetas que pavimentan parcial y arbitrariamente el suelo; también por la construcción de zapatas de hormigón a un lado de los yacimientos que, además, están siendo utilizados como depósitos de material de obra; y además, por la retirada de piedras y tierra sin que haya garantías de que se están salvaguardando los abundantes restos cerámicos que previsiblemente forman parte del terreno”.

Estos colectivos culpan a todas las administraciones, tanto a las ejecutoras como también a Patrimonio de la Xunta por no supervisarlas y el Concello de Marín por ocuparse únicamente de la promoción de los petroglifos de Mogor.

El BNG se suma a la queja

Una demanda que comparte el BNG de Marín que considera que con estos trabajos “repiten los errores cometidos en anteriores actuaciones como en el castro de Toiriz de Silleda”. “No estamos ante un proyecto de restauración y estudio, estamos ante un proyecto de urbanización y conversión del castro en un parque temático que no tiene en cuenta las características del entorno”, critican los nacionalistas.

“Esta musealización no está pensada para poner en valor el Castro de A Subidá, ni los otros castros donde el Ministerio de Fomento y la Diputación de Pontevedra están actuando, lo que va a suponer es la estandarización de los castros de la Provincia de Pontevedra que van a ser todos iguales. Va a dar el mismo visitar lo de A Subidá o el de Toiriz, cuando son emplazamientos y contornos distintos con sus peculiaridades paisajísticas”, reprochan desde el BNG.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí