Control de la Guardia Civil.

La nueva normativa permite la interacción entre los municipios que se encuentran con una incidencia superior a 250 pero Cangas está en un nivel inferior y Vilaboa pertenece al área sanitaria de Pontevedra

La normativa de la desescalada anunciada hace apenas unos minutos por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, provoca conexiones llamativas. A partir del viernes, que es cuando entran en vigor las indicaciones, los moañeses podrán viajar y moverse por aquellos municipios que se encuentran en su misma área sanitaria y, además, que tienen el mismo nivel de incidencia. Una cuestión que no coincide con ninguno de las localidades colindantes de la comarca del Morrazo. Cangas se encuentra en un nivel inferior, es decir, tiene una incidencia por debajo del 250 por cada 100.000 habitantes, y por tanto no se permiten desplazamientos entre ambos municipios.

En el caso de Vilaboa y Marín, coinciden en el nivel pero pertenece al área sanitaria de Pontevedra y, por tanto, queda restringido el acceso a ella. Lo mismo ocurre con Bueu, con quien tampoco podrá haber contacto real por carretera aunque la previsión es que en los próximos días esto pueda cambiar.

En aquellos municipios, como es el caso de Moaña, Vilaboa y Marín, que están entre los 250 y los 500 casos por cada 100.000 habitantes, se permitirá a partir del viernes la apertura de la hostelería al 50 por ciento en terrazas hasta las 18:00 horas pero no en interior. También estará autorizada la reunión de hasta 4 personas no convivientes, siempre utilizando mascarilla.

Por el momento, ningún municipio de la comarca do Morrazo cuenta con una incidencia superior a 500 puesto que, en ese caso, sí permanecería cerrado perimetralmente como hasta ahora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí