Un guardia civil realizando un control.

Fue sorprendido en un control de carretera, con un kilo de hachís, cuando viajaba en un turismo con su padre

La Guardia Civil detuvo a un joven acusado de un presunto delito contra la salud pública, por tráfico de estupefacientes. Se le intervinieron algo más de un kilo de hachís en un control de carretera en Bueu.

Este joven, de 19 años, vecino de Bueu, viajaba como acompañante padre en uno los vehículos que fue interceptado el pasado lunes por la tarde, en el transcurso de un punto de verificación selectiva de vehículos, que estaba realizando la patrulla de Seguridad Ciudadana de la Compañía de la Guardia Civil de Pontevedra, en el lugar de Outeiro, a la altura del Km. 02,900 de la carretera EP 1.305. 

Ante la inquietud y nerviosismo del acompañante mientras se procedía a la identificación del conductor del vehículo, fue requerido para que mostrase los efectos que portaba en los bolsillos y, en este momento, se pudo observar cómo trataba de hacer una maniobra de evasión para ocultar un trozo de 43 gramos de hachís que llevaba en uno de los bolsillos del pantalón.

Esta situación propició que se inspeccionase también una mochila que llevaba y, en su interior, se encontró un envoltorio recubierto de plástico que contenía diez tabletas de la misma sustancia, que arrojaron un peso de 997 gramos. El hallazgo de la droga que transportaba determinó la inmediata detención del joven que viajaba como acompañante, por un presunto delito contra la salud pública, por tráfico de drogas.

Una vez instruidas las correspondientes diligencias, el joven quedó en libertad con la obligación de comparecer en el Juzgado de Instrucción de guardia de Cangas, donde se hizo entrega de la droga y los demás efectos intervenidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí