A furgoneta, novamente na praia de Nerga. CEDIDA.

A pesar de la prohibición por el estado de alarma, defiende su estancia y asegura que en el momento en que se decretó el confinamiento estaba buscando piso en Cangas

Milagros, la mujer que habita en la caravana aparcada en el parking de la playa de Nerga, ha querido defenderse de las críticas por su estancia en un lugar prohibido tras decretarse el estado de alarma. A través de un whatApps a morrazonoticias, aclara que su vehículo no es una autocaravana sino una «camper» y que «desde que llegué tuve permiso tanto de la Policía Local como de la Guardia Civil» para permanecer en este lugar elegido por «seguridad». «Elegí Nerga porque tengo buenos amigos aquí y, dadas las circunstancias y con el añadido de que estaba sola, me sentía segura y arropada estando cerca de gente conocida». En el momento en que se ordenó el confinamiento, Mercedes se encontraba buscando «por la zona» y «en un momento de emergencia planetaria» optó por este arenal.

Asegura que las fuerzas de seguridad «han demostrado más sensibilidad y solidaridad» que «todos los que todos ustedes que me han criticado». En cuanto al enganche a la red eléctrica, también lo aclara. «No tengo posibilidad de enchufarme a la luz de ningún sitio, no tengo instalación para hacerlo, pero tengo una placa solar que me abastece lo suficiente para tener electricidad», explica.

La presencia de esta Camper en Nerga generó malestar entre los vecinos después de que la Policía Local prohibiese hacerlo y cerrase el acceso a éste y otros arenales para evitar la concentración de este tipo de vehículos sin que ésta se marchase. Milagros indica que en este tiempo de críticas «nadie ha tenido el valor de acercarse a decirme que me fuera».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *