Jesús Vázquez Almuiña, presidente del Puerto de Vigo.

Quienes le conocen le definen como un hombre conciliador, directo y versátil. Su currículum corrobora este último calificativo. Médico de profesión, pasó de dirigir la consellería de Sanidade durante la pandemia a la presidencia de la Autoridad Portuaria de Vigo, en un momento también convulso para el sector del mar. Un año después, Jesús Vázquez Almuiña, hace balance de las actuaciones del Puerto de Vigo en los tres municipios de la comarca de O Morrazo en los que la institución está presente.

MN: El Puerto de Vigo acaba de cumplir 140 años de historia, lo que demuestra que es ya una obra consolidada…

JVA: Por supuesto, lo demostró la pandemia. Conseguimos, a pesar de las dificultades y a diferencia de la mayoría de los puertos de España, seguir creciendo. Eso significa que es un proyecto consolidado, un proyecto de Ría, de cinco concellos, que ha ayudado a las empresas del sur de Galicia a poder desarrollarse.

MN: ¿Qué ha cambiado en estos 140 años?

JVA: Yo creo que en muchas cosas. El Puerto es un reflejo de la sociedad donde vivimos y pasamos de una ciudad de 15.000 habitantes en 1.881, con unos muelles de madera, a ser la ciudad más importante de Galicia, con 300.000 habitantes y con un puerto maduro, consolidado, y con mercancías que entran y salen por valor de más de 13.500 millones de euros. Ha cambiado lo mismo que la sociedad a lo largo de este año de pandemia. Aunque son proyectos consolidados, tienen que estar adaptándose a las nuevas realidades. Y así lo hicimos en el confinamiento, con las limitaciones de movilidad y, este año, con las dificultades de la postpandemia, como son las escasez de materias primas, el encarecimientos de los fletes y la poca disponibilidad de contenedores. Pese a todo, el resultado final va a ser positivo.

MN: Ya en sus anteriores cargos destacó por ser una persona dialogante y en su discurso de toma de posesión también aludió a la necesidad de entenderse y llegar a consensos ¿continúa en esta línea?

JVA: El diálogo es fundamental y debe ser constante. Tenemos que aunar las ideas de todos los colectivos, máxime cuando estamos presentes en cinco Concellos, para que los proyectos sean conjuntos. Yo trato de que todos estén informados, empresas, usuarios y también responsables políticos de esos cinco Concellos para que aporten.

“Las desafecciones nos permitirán consolidar las áreas industriales ubicadas en terrenos de uso portuario e intensificar la relación puerto-ciudad”

MN: A lo largo de este año -acaba de cumplir un año al frente de la Autoridad Portuaria de Vigo- se ha reunido con los alcaldes de los tres concellos de O Morrazo en los que el Puerto tiene competencias (Cangas, Moaña y Vilaboa) ¿Cómo es la relación con estos Concellos?.

JVA: Fueron reuniones amables, con un trato cordial. Empezamos en Cangas con la actual alcaldesa y en el caso de Moaña estuvimos también con la regidora, a la que ya conocía por mi cargo anterior en la consellería de Sanidade. Por último, con el alcalde de Vilaboa, Cesar Poza. A todos les explicamos el nuevo Proyecto de Espacios y Usos Portuarios (DEUP) en el que estamos trabajando y en el que queremos desafectar un 50 por ciento del espacio que tenemos en cada uno de estos Concellos. Esto nos permitirá consolidar las áreas industriales ubicadas en terrenos de uso portuario y darle apoyo en la entrada y salida de mercancías a las empresas del entorno que, recordemos, suponen riqueza para la economía local. Al mismo tiempo, permitir el uso general de los vecinos de las zonas que no tengan actividad portuaria o no vayan a tenerla en un futuro. En definitiva, intensificar la relación puerto-ciudad.

MN: En la reunión con la alcaldesa de Cangas uno de los asuntos más importantes fue el relacionado con el arreglo del paseo de O Salgueirón, en Massó, que finalmente reformó el Puerto…

JVA: Los vecinos de Cangas no tienen por qué estar sin un paseo importante como el de O Salgueirón donde, además, había que tomar medidas de seguridad por riesgo para los propios ciudadanos y eso fue lo hicimos. El Concello incumplió el convenio firmado en 2015 en el que tenía que encargarse de su mantenimiento y no lo hizo. Ante la negativa de la alcaldesa de Cangas, ahora lo vamos a mantener nosotros pero vamos a pedirle el dinero de la reparación.

“No podíamos privar a los vecinos del uso del paseo do Salgueirón y decidimos repararlo”

MN: En las reuniones con la alcaldesa parecía que este problema estaba encaminado ¿Qué falló?

JVA: No lo entiendo. El Puerto hizo en un momento un esfuerzo económico de en torno a 500.000 euros para construir el paseo, a cambio de que el Concello lo mantuviera. No lo hizo en ningún momento y, además, cuando decidió no renovar el convenio, tampoco quiso entregar la instalación en las mismas condiciones en las que lo cogió. Su estado era muy malo. Por lo tanto, nosotros no podíamos privar a los vecinos de ese uso y decidimos repararlo.

MN: ¿Hay posibilidad de retomar el diálogo para firmare un nuevo convenio?

JVA: Si hay algún cambio de opinión, solo tienen que transmitirlo. Nosotros estamos abiertos y encantados de poder colaborar. Las administraciones firman convenios no personales, sino como Administración, y quienes llegamos después estamos obligados a cumplirlos.

MN: En el caso de Moaña, la inversión del Puerto en los últimos tres años ronda los 300.000 euros entre la reconstrucción del muelle de Aljibes de A Borna, la pavimentación del vial que da acceso a los astilleros de O Cocho, la estabilización del talud de este arenal o la reparación y refuerzo del viaducto del paseo marítimo de Domaio, entre otros trabajos. Ahora, los vecinos de Meira demandan el arreglo del firme del vial que une A Guía con la zona portuaria también de O Cocho ¿Atenderá el Puerto esta demanda?

JVA: Voy a recibir a los vecinos la semana que viene y lo estudiaremos. Si está dentro de nuestras competencias, es razonable, y con eso mejoramos, lo haríamos.

MN: También está pendiente la desafección de la zona deportiva de Samertolameu…

JVA: Como digo, tenemos idea de desafectar, pero estamos en la primera parte de ese trámite. Veremos las alegaciones que puedan presentar y trataremos de formalizarlo. Lo que no necesitemos, lógicamente, lo desafectaremos y seguiremos manteniendo diálogo con el Concello para que estemos de acuerdo.

MN: ¿Qué proyectos hay en marcha en Vilaboa?

JVA: En Vilaboa hay menos instalaciones. Se trata, sobre todo, de instalaciones náutico-deportivas. Además, hace poco el Concello nos pidió la autorización para la rehabilitación del Horno de Cal y su entorno y, por supuesto, la autorizamos. Todas las iniciativas, dentro de nuestro territorio, que supongan una mejora, no tenemos ningún problema en hacerlas. Nuestra idea siempre es tratar de colaborar y desafectar aquellos terrenos portuarios que no sean necesarios, como ya hemos hecho en el resto de Concellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí