Un agente precintando el aguardiente.

La Guardia Civil precintó siete alambiques e inmovilizó una partida de algo más de 600 litros de aguardientes y licores que, supuestamente, se destilaron ilegalmente en un alpendre agrícola en Moaña.

Los hechos sucedieron el pasado fin de semana cuando los efectivos de la Patrulla Fiscal y de Fronteras de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, inspeccionaron un galpón destinado a labores agrícolas, que estaba próximo a un domicilio, en una parroquia moañesa.

En el transcurso de la inspección la Patrulla Fiscal se encontró con siete alambiques en situación irregular. Dos de ellos no tenían autorización para la destilación y los otros cinco carecían del preceptivo Código de Actividad y Establecimiento (CAE).

Durante la inspección se procedió, también, a la inmovilización de 605,5 litros de aguardiente y licor que se almacenaba en el mismo lugar, por carecer de las preceptivas marcas fiscales y encontrarse en envases no autorizados por el reglamento de Impuestos Especiales (II.EE) para este tipo de bebidas alcohólicas.

Como consecuencia de las presuntas irregularidades detectadas, se instruyeron varias actas-denuncia por las distintas infracciones administrativas, tipificadas en la Ley y el Reglamento de Impuestos Especiales. Tanto el aguardiente como los alambiques quedaron inmovilizados cautelarmente en el lugar, a disposición de la Agencia Estatal Tributaria, que es la autoridad administrativa competente en la materia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí