Empalme que el okupa había realizado, presuntamente, a la red pública.

El Concello de Marín presenta una denuncia formal contra el okupa de Concepción Arenal que realizó un empalme ilegal a la instalación eléctrica municipal, causando un cortocircuíto que dejó sin servicio a parte de la zona.

Tal y como se puede leer en la parte expositiva, el 15 de marzo de 2021 la brigada municipal de Electricidad realizó los trabajos precisos para localizar la avería que originaba la interrupción en el suministro eléctrico del alumbrado público y comprobaron la existencia de una conexión irregular a la red municipal que se estaba realizando desde el balcón de un primero piso en un edificio de Concepción Arenal. Esta conexión causó daños en 11 luminarias que dan servicio a las calles del entorno y la un proyector de iluminación en la intersección de las calles C. Arenal y Carballiño.

Como se puede leer en la denuncia, no se pudo completar el arreglo de la instalación hasta el lunes, 22 de marzo, quedando las calles afectadas durante todo ese tiempo. El 25 de marzo el denunciado volvió a realizar esa conexión irregular, quedando, de nuevo, sin alumbrado parte de Concepción Arenal y las calles Vidal Pazos y Tumbo.

Esta situación, además de suponer un peligro para lo denunciado que realiza la instalación y para la propia red municipal, también genera una situación peligrosa al vecindario que se ve afectada por las averías. Por esta circunstancia, el Concello se ve en el deber de formalizar esta denuncia y evitar que de nuevo el denunciado proceda la reconectar de manera ilegal un empalme a la instalación municipal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí