Además, durante su traslado rompió la ventanilla del coche policial e intentó agredir a los sanitarios del hospital de Montecelo

La Policía Local de Marín detuvo el domingo en la Plaza de España a un joven al que se le requirió que se pusiese la mascarilla. Al hacerlo, comenzó a arrojar botellas de cristal, golpeando a uno de los agentes y mordiendo a otro. Pero la situación no terminó ahí. Tuvieron que solicitar colaboración a otra patrulla y en el traslado este individuo rompió la ventanilla del vehículo policial y trató de agredir al personal sanitario en el hospital de Montecelo.

Al día siguiente, la Policía le dio el alto a un conductor por circular con un menor de 4 años en el asiento de copiloto y al tras verificar la documentación del vehículo y del propio conductor se comprobó que el coche carecía de seguro e ITV en vigor y el conductor no tenía permiso de conducir por pérdida de vigencia. Por este hecho, además de las denuncias administrativas, se realizó un atestado por un delito contra la seguridad vial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí