Control de la Guardia Civil en el que se dio el alto a la conductora.

El pasado domingo 18 de octubre una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Vilaboa estableció un control preventivo de alcohol/drogas en la N-554, en el término de Vilaboa. Una conductora, vecina de Ourense, dio una tasa de 0,81 mg/l de alcohol en aire espirado, mas de tres veces la tasa mínima permitida, por lo que procedió a investigar a la misma por un delito contra la seguridad vial.

Las diligencias instruidas se remiten al Juzgado de Guardia de los de Cangas, la conductora puede enfrentarse a pena de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. En todo caso, el hecho lleva aparejada la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

La investigada, al tener que dejar inmovilizado su vehículo, llamó a un amigo de la localidad de Vigo al objeto de recogerla, el cual al personarse en el lugar fue requerido para realizar la prueba de alcoholemia, dando resultado positivo de 0,31mg/l en aire espirado, por lo que se procedió a formularle una denuncia administrativa, calificada de muy grave, y que conlleva la detracción de cuatro puntos de su permiso de conducción, así como una sanción de 500 €.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí