Un vecino de Vilaboa sometiéndose a la PCR en el centro de salud esta tarde.

El subcomité clínico acaba de acordar este cambio de nivel que se deja notar, fundamentalmente, en la hostelería que podrá abrir un 50 % en interior y un 75% en terrazas

El subcomité clínico que asesora a la Xunta de Galicia en la gestión de la pandemia provocada por el Covid-19 acaba de acordar la bajada de nivel de los concellos de Cangas y Moaña a medio-bajo mientras que sube a Vilaboa al nivel medio de restricciones. Bueu y Marín se mantienen en amarillo.

Funamentalmente, este cambio provocado por un incremento de la incidencia de contagios se deja notar en la hostelería, que en los concellos de Cangas y Moaña podrá ampliar el aforo a un 50 por ciento en interior y un 75 en terrazas. Mientras que en Vilaboa ocurrirá todo lo contrario, en interior se reduce al 30 por ciento y en terrazas al 50 por ciento.

De esta manera, en la comarca do Morrazo todos los municipios permanecerán en nivel medio-bajo a excepción del de Vilaboa. Aun así, mañana está previsto que se lleve a cabo un cribado masivo a 4000 personas en Cangas donde se ha citado a estos vecinos en el pabellón de Rodeira.

Todas estas medidas entrarán en vigor a las 00,00 horas del próximo lunes, 12 de abril.

Además, se ha decidido la incorporación del Concello de Carballeda de Valdeorras al listado de concellos con nivel máximo de restricciones, junto con los de A Pobra do Caramiñal y O Grove. También este grupo de expertos determinó el establecimiento del nivel alto de restricciones en ocho municipios gallegos: Boiro, Barreiros, Pobra do Brollón, Monterrei, La Isla, Boimorto, O Irixo y Carral. Además, quedarán en el nivel medio de restricciones los municipios de Rábade, Ribadumia, Soutomaior, Vilanova, As Neves, Noia, Sanxenxo, Meis, Baiona, Gondomar, Carballiño, Cortegada y Padrenda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí