Mapa por concellos emitido por Sanidade.

Las medidas tomadas antes de las restricciones unidas al cierre decretado por la Xunta ayudaron a reducir en 35 los casos activos

Cangas alcanzó su tope de casos activos el 3 de noviembre con 86 contagiados, 16 de ellos positivos en el segundo test, pero siete días después la cifra ha descendido a 51. Una caída que el Concello achaca a las medidas tomadas por el gobierno local antes de la llegada del cierre perimetral de la Xunta y, posteriormente, con las restricciones impuestas por Sanidade. Aun así, desde la concellería de este área que dirige Victoria Portas piden a los vecinos que no bajen la guardia. «Nada de reuniones, visitas a amigos o a familiares, tenemos que pensar en nuestra salud y también en la vida de nuestra restauración que están haciendo un gran esfuerzo en esta pandemia, cuanto más colaboremos nosotros ellos pronto volverán a llenar nuestras calles y plazas de vida», recomienda.

Precisamente, para ayudar en la medida de los posible al sector hostelero desde el Concello cangués, y en colaboración con las asociaciones de la restauración local, se está elaborando un listado en el que aparecerán todos aquellos establecimientos que lo deseen y que ofrezcan durante este período de cierre el servicio de recogida en el local o de reparto a domicilio. Estará disponible en un corto período de tiempo.

Brotes

El primer brote de consideración en Cangas se vivió entre los días 14 y 18 de octubre con un preocupante incremento de casos positivos y que conllevó el cierre de las instalación municipales, principalmente pabellones y centros cívico sociales por una semana para realizar los 10 días de cuarentena y las PCR de contactos directos e indirectos. En total se hicieron unas 337 PCR que desvelaron 30 positivos.

El segundo brote importante se produjo en la última semana de octubre alcanzando la máxima de 86 casos el día 3 de noviembre. Se aplicaron las restricciones por parte de la Xunta y por parte del Concello con el control el día 1 de noviembre en los cementerios y el cierre de parques infantiles, bio-saludables y otras instalación al aire libre.

Según los cálculos con los que trabaja el Concello, el brote importante se situó entre el 29 y el 31 de octubre con unos 81 casos, que deben estar en cuarentena los 10 días indicados por el protocolo de la autoridad sanitaria, y si se consiguen reducir las actividades a mínima expresión y un confinamiento cívico entre hoy y mañana el número de casos debería comenzar a remitirse de forma considerada.

Por todo esto, Portas quiere animar al vecindario a continuar con este «trabajo conjunto» y «sí seguimos así el número seguirá en descenso».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí