Vestíbulo del nuevo Auditorio de Marín.

Se ha presentado el anteproyecto del edificio, creado por NAOS, que ahora tendrá un plazo de 4 meses para redactar el proyecto definitivo

Los marinenses ya pueden hacerse una idea de cómo será su Auditorio Municipal, ese que llevan ansiando desde hace más de dos décadas y que, por diferentes motivos, todavía se ha hecho realidad. Sin embargo, parece que todos estos años de intentos infructuosos han llegado a su fin con la presentación hoy del anteproyecto de lo que será el nuevo Centro Cultural de Marín en 2022. Un edificio que se levantará en terrenos portuarios, justamente sobre el aparcamiento situado junto a la Escuela Naval Militar, entre la rotonda Plaza de España y la Avenida de Ourense.

El nuevo edificio deberá ser sostenible con un consumo “prácticamente nulo”. Éste es uno de los requisitos fundamentales para que de los 4 millones que costará construirlo, dos sean financiados con Fondos Europeos. Los otros dos restantes los asumirá la Xunta de Galicia. Pero, además, este Auditorio también está obligado a cumplir con los requisitos del Plan Especial del Puerto de Marín, propietario del terreno. De esta forma, los 2000 metros cuadrados de instalaciones deberán estar totalmente integrados en el entorno, tener un uso múltiple y contener varias salas para uso de las asociaciones culturales del municipio. En definitiva, un “barrio sociocultural”, como lo han definido los propios creadores, que ofrecerá al municipio una oferta cultural y una disponibilidad de instalaciones que nunca antes ha tenido. Por este motivo, y para facilitar el uso vecinal, se optó por una parcela muy céntrica.

La instalación del Auditorio traerá consigo la reordenación de todo el espacio urbano anexo a la parcela específica que ocupará el edificio. La reubicación del estacionamiento de la zona vendrá acompañada de la creación de un aparcamiento subterráneo, para resolver las demandas propias del funcionamiento del edificio.

Características del edificio

La semana que viene se firmará el contrato con el estudio de arquitectura NAOS, creador del proyecto mejor puntuado de los dos que resultaron seleccionados, aunque inicialmente se presentaron cuatro empresas. La propuesta de estos arquitectos es un edificio “clásico-moderno”, a juicio de la Alcaldesa, María Ramallo, con un auditorio de entre 550 y 600 butacas, totalmente sostenible. Estará semisoterrado, reduciendo así la barrera visual y primando la horizontalidad, para que no se distorsione la imagen del frente costero. Por eso presenta una “volumetría fragmentada”, tal y como se puede leer en el anteproyecto, “que aporta una imagen dinámica, moderna”, proponiendo un “juego de escamas”, como las del pescado, como un guiño al mar y a la cultura marinera, eje del ADN social de la villa marinense.

Fundamentalmente, el exterior del inmueble combinará tramos verdes, de cubierta vegetal; tramos de cristal y tramos de acero. Será especialmente interesante la vista que se podrá tener del edificio desde la Alameda, dado que, al estar más elevada sobre el terreno, servirá como mirador de la superficie del Auditorio, cuya horizontalidad permitirá que el mar sea el último elemento del paisaje a la vista. Según se recoge en el anteproyecto, todos los materiales serán de larga duración y requerirán un escaso mantenimiento, incluidas las especies vegetales, escogidas cuidadosamente por su adaptación al medio marino y sin necesidad de riegos más allá de la propia lluvia la y humedad del ambiente.

Acogida entre la oposición y los colectivos

El gobierno local ya ha informado de las características de este anteproyecto al resto de partidos políticos que componen la corporación municipal. Según Ramallo, inicialmente no han planteado ningún problema pero ahora deberán de estudiarlo para, si así lo consideran, plantear mejoras que después pueden incluirse en el proyecto definitivo que NAOS deberá redactar en un plazo máximo de 4 meses. También durante las próximas semanas se presentará ante los numerosos colectivos sociales y culturales de Marín para, igualmente, puedan plantear ideas que, si son factibles, adapten lo máximo posible este edificio a las necesidades de Marín.

En el acto de presentación ha estado presente Ramallo pero también el edil de Urbanismo, Manuel Santos, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Marín, además de numerosos medios de comunicación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí