Interior del vehículo calcinado.

Se trata de un vehículo que llevaba tiempo aparcado en el barrio de Palmás, en la parroquia moañesa de Domaio, cuyo asiento de atrás se incendió por causas que se desconocen. Los agentes de la Policía Local apagaron las llamas sin mayores consecuencias.

Se trata del incidente más relevante de la noche de San Xoán en el municipio.

El coche aparcado tras apagar el incendio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí