Poza durante la visita a la obra.

El alcalde de Vilaboa, César Poza, realizó una visita de reconocimiento a las obras de la A-57, en la que estuvo acompañado por el director del proyecto, Emilio Merodio; el arquitecto municipal, Braulio Iglesias y por Ricardo Acuña, vecino de Figueirido y representante de una traída de aguas local.

Una de las cuestiones que planteó César Poza fue la protección de una fuente pública situada en el entorno del Camiño Xacobeo y que todavía no está definido sí se verá afectada por las obras de la A-57. El alcalde solicitó la protección de este elemento y que se garantice el acceso al propio manantial.

El alcalde de Vilaboa destaca la buena predisposición del Ministerio de Fomento a escuchar las demandas de los vecinos con respeto al proyecto de la A-57 con el fin de minimizar el impacto de la nueva autovía en la calidad de vida de los residentes en Vilaboa. César Poza recuerda que el departamento estatal ya aceptó el cambio de la canalización de las aguas, para evitar inundaciones en propiedades colindantes en la parroquia de Bértola.

Los desagües de la autovía, inicialmente previstos hacia un riachuelo secundario, se dirigirán ahora al río de Bois, como demandaba el Concello.

“Repasamos las actuaciones que se están llevando a cabo en esta materia porque es fundamental para nosotros preservar la protección de las viviendas del entorno y que una obra de esta envergadura contemple soluciones técnicas idóneas para evitar problemas futuros”, indicó Poza y razón por la que se realizan inspecciones regulares a las obras para comprobar que las demandas tramitadas desde el Concello se incluyen en la ejecución de los trabajos.

La reposición de viales públicos afectados por el tránsito de camiones pesados para la realización de la obra fue otra de las cuestiones abordada en la visita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí