Inicio Marín Toca ir de furanchos ¿te animas?

Toca ir de furanchos ¿te animas?

Como máximo pueden abrir tres meses y servir excedente de vino y tapas concretas

Con la llegada del mes de febrero comienza también la temporada de furanchos en Marín, que irá de 1 de febrero a 30 de junio. Ya se pueden realizar los trámites para solicitar la apertura de estos locales, que tendrán un máximo de tres meses de actividad.

Según la ordenanza municipal, se consideran furanchos aquellos locales que se utilizan principalmente para venta privada, donde los propietarios y las propietarias venden el excedente del vino de la cosecha propia elaborado en la casa para su consumo particular, junto con las tapas que se pueden ofrecer. Además de los furanchos, existen los laureles, también llamados “abillados” , cuya única diferencia con los anteriores radica en que en estos los productos alimentarios son llevados por la clientela. La normativa vigente en el municipio estipula una serie de exigencias a estos locales para que puedan funcionar como furanchos y para que así formen parte del Registro Municipal de Furanchos y Laureles.

Entre los requisitos está el horario. Sólo pueden abrir de 12.00 a 00.00 horas de viernes a sábado y de sábado a domingo, aunque en las noches anteriores a festivos se amplía una hora. Los locales deben tener una superficie de entre 10 y 150 metros cuadrados y deben cumplir que normativa vigente de prevención y protección contra incendios, así como las medidas sanitarias relativas al tabaquismo, a la venta y suministro de alcohol y la publicidad de este tipo de productos.

Viño de casa y cuatro tapas

La ordenanza, de la que se puede consultar todo su contenido en la web del Concello, recoge que solo se podrá suministrar en el furancho el vino con origen en las venías emplazadas en el término municipal de Marín y su comarca, que deben estar regularizadas en el Registro Vitícola de Galicia. Además, no puede ser vino embotellado, sino que debe proceder directamente de los barriles, que tendrán que estar numerados.

En cuanto a la alimentación, podrán servirse cuatro tipos de tapas: oreja o chorizo, tortilla, zorza o lomo y empanada. Habrá una quinta, a escoger entre callos o costilla. La tasa de apertura que deberán abonar los furancheiros dependerá de los litros de vino que vayan a vender: hasta 500 litros, 100 euros; hasta 1.000 litros, 200 euros; hasta 1.500 litros, 250 euros; hasta 2.000 litros, 300 euros y hasta 2.500 litros, 350 euros Además de los anexos debidamente cumplimentados, los solicitantes para abrir el furancho deberán presentar la documentación que se puede consultar en la ordenanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí