La Guardia Civil arrastrando una embarcación hasta el puerto de Domaio en otra operación.

La causa fue un fallo en el motor

La patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil «Corvo Mariño» ha socorrido hoy a las cuatro personas que iban a bordo de una embarcación que solicitó ayuda porque se encontraba a la deriva por un fallo del motor. Tras localizarla, se procedió a remolcarla a su puerto base, Domaio. Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales ni materiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí