Primero fue el Concello de Cangas y a él se suma hoy el de Marín. Ambos han llegado a un acuerdo con la Seguridad Social para el cruce de datos entre ambas instituciones en el caso de los certificados de empadronamiento con el fin de ahorrar trámites burocráticos a los solicitantes del Ingreso Mínimo Vital.

Hasta ahora, los solicitantes debían acudir a su Concello para la expedición del certificado de empadronamiento que luego tenía que ser presentado en las oficinas de la Seguridad Social. Con este acuerdo, la Seguridad Social y los concellos de Cangas y de Marín cruzan los datos sobre el empadronamiento siendo los entes locales quienes envíen estos datos a la administración central de aquellas personas solicitantes del Ingreso Mínimo Vital.

Esta medida va dirigida a ahorrar los trámites necesarios para la solicitud de este Ingreso Mínimo Vital, evitando que los potenciales beneficiarios de esta ayuda acudan al Concello a tramitar el certificado de empadronamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí