Ramallo y Vázquez junto al presidente del Puerto de Marín, concelleiros y técnicos durante la visita de esta mañana a las obras.

Tiene una mayor capacidad que la anterior y ha supuesto un coste de 3,1 millones de euros

Finalizan las obras del nuevo colector y estación de bombeo de Marín. Unas instalaciones que han costado 3,1 millones de euros y que hoy ha visitado la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, y la alcaldesa de la localidad, María Ramallo.

Ambas supervisaron los trabajos para poner al servicio de los vecinos de Marín un nuevo colector general y una nueva impulsión, que supuso la ejecución de 1,2 kilómetros de nuevas canalizaciones y una nueva instalación de bombeo. Estas actuaciones, tal y como destacó la conselleira, juegan un papel fundamental para el buen funcionamiento del sistema de saneamiento de Marín y para evitar que se viertan vertidos a la ría sin depurar. Por su parte, Ramallo destacó que “era una obra prioritaria dentro del saneamiento de la Ría” y “fundamental para que el Concello pudiera evitar constantes alivios al Puerto”. “Sin esta obra era absurdo seguir haciendo mejoras en las infraestructuras hidráulicas y de saneamiento porque toda la red que se fue ampliando desemboa en este colector para luego impulsar todos los residuos a la depuradora de Placeres”, describió la regidora.

El nuevo colector general es de mayor capacidad y sustituye al anterior. Cuenta con un depósito de retención de 1.500 m3 de capacidad que permitirá, en los días de más lluvias, almacenar las aguas más sucias antes de ser bombeadas hacia la depuradora. Esta intervención también previno, pensando ya en el futuro, el espacio suficiente para ampliar su capacidad cuando sea necesario.

Además, a este bombeo se derivan las aguas recogidas en el colector portuario y se harán otras canalizaciones, tanto para alivio como para que lleguen las aguas residuales hasta la depuradora.

Las obras de mejora del saneamiento de Marín están cofianciadas con fondos europeos del programa operativo Feder 2014-2020.

La titular del departamento de Infraestructuras de la Xunta explicó que en este momentos, los trabajos están finalizados, quedando pendiente solamente el suministro eléctrico, para realizar las pruebas de los equipos instalados, con la posterior recepción y entrega al Concello de Marín.

La conselleira expresó el reconocimiento a la colaboración del consistorio, ya que juega un papel fundamental para avanzar en la tarea de saneamiento de la ría, con la mejora de sus colectores secundarios, “contribuyendo así también al marisqueo, a la pesca, al turismo y a la calidad de vida”, remarcó.

Saneamiento de la Ría

Subrayó la importancia de esta actuación en el marco del Plan de saneamiento local de la ría de Pontevedra, en la que la Xunta está invirtiendo un total de 45 millones de euros, con actuaciones ya en marcha en la estación depuradora de aguas residuales de Os Praceres. Y remarcó el “enorme valor ambiental para asegurar el buen estado ecológico de las masas de agua, para asegurar su calidad, y para los millares de familias que viven de esta ría”.

Colaboración con el Ayuntamiento

Ethel Vázquez, que mantuvo hoy una reunión previa con la alcaldesa, puso también en valor la colaboración del Concello para la materialización de los compromisos del departamento que dirige con Marín, también en materia de seguridad viaria, con las obras ya finalizadas en la calle Concepción Arenal, fruto de un convenio.

También se refirió a las intervenciones del Plan de sendas de la Xunta, cofinanciado con fondos europeos del programa operativo *Feder 2014-2020 y que incluye actuaciones como la ya finalizada en Vilaseca-Lapamán; la que está en obras en la carretera PO-313, entre Coirados y Pardavila, que se prevé finalizar este año; y la que se prevé licitar este año entre Bagüin y Seixo, en la PO-551. En esta carretera ya se está actuando ahora en el entorno de Lapamán para mejorar un tramo de concentración de accidentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí