Color del agua en uno de los vertidos de Massó.

No incluye la empresa pública de la piscina, ni el estudio para la rescisión del contrato a la UTE y mantiene las privatizaciones

Pese a que Cangas cuenta con un grave problema de vertidos a la Ría, el tripartito BNG-PSdeG-IU no reserva dinero en el borrador de presupuestos para este año 2024 para obras que mejoren el saneamiento en el municipio y eviten, en lo posible, los alivios al mar. Aseguró el gobierno en la reunión que mantuvo el martes para la negociación de los presupuestos que la intención es incluirlas en el Plan +Provincia del año que viene. Por el momento, la intención del ejecutivo que preside la nacionalista Araceli Gestido es ejecutar lo más urgente a través del Plan de Inversiones, aunque esto debería ser consensuado con todos los partidos del arco plenario. En este sentido, tampoco están dispuestos a guardar una cantidad de dinero para cumplir el acuerdo plenario extraordinario alcanzado el pasado mes de enero a propuesta del PP de contratar a una empresa que estudie la viabilidad de rescindir el contrato a la empresa concesionaria del Ciclo Integral del Agua, la UTE Gestión Cangas por incumplir con sus obligaciones en el mantenimiento de la red municipal. 

La oposición tiene claro que existen innumerables motivos para justificar esta decisión, y de ahí que plantearan a través de una empresa especializada plasmarlos jurídicamente en un documento de peso de forma que esto no acarree consecuencias económicas para las arcas municipales. También choca el argumento del gobierno con la respuesta dada hace poco más de un mes a las reiteradas preguntas de los populares por el edil de Urbanismo, Antón Iglesias, quien aseguró que dos meses después de aprobarse todavía no se había abierto el expediente a la concesionaria porque estaban a la espera de la respuesta de la UTE al requerimiento planteado por el tripartito sobre por qué no realizó una comunicación correcta de los vertidos en Vilariño cuando se hizo la obra en la estación de bombeo. 

Otro acuerdo plenario, que también contó con el apoyo de los tres partidos del gobierno local de Cangas a una moción de Alternativa dos Veciños (AV), y que el tripartito dice no va a tener en cuenta en el borrador presupuestario es el de reflejar una partida de 300.000 euros para iniciar el camino que permita crear una empresa pública para la gestión de la piscina municipal de A Balea. Sin embargo, continuará con la privatización de servicios como socorrismo, cuya partida sube de 200.000 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *