Un trabajador del 061 introduciendo la camilla en el interior de la ambulancia.

A partir del lunes someterán a toda la plantilla a dos pruebas, una PCR y una serológica para saber si están contagiados y si han podido pasar la enfermedad

Pensaban que por fin les iban a hacer las pruebas del coronavirus después de tanto demandarlo y se encontraron con un “engaño” y una “trampa” puesto que los trabajadores de varias empresas del servicio de ambulancias del área de Vigo que ayer se sometieron a un test rápido de Covid-19 desconocían que se iba a utilizar un test que sólo tiene finalidad estadística pero el resultado acabó desvelando lo que muchos ya preveían, el 50 por ciento de los trabajadores sanitarios del 061 de esta zona han dado positivo en coronavirus. De las 19 pruebas que se hicieron en la tarde de ayer en el hospital Nicolás Peña, 9 de ellas tuvieron resultado positivo. Un dato curioso puesto que supone numéricamente cuatro veces más contagios que los sanitarios dependientes del Sergas.

La estadística es extrapolable a la plantilla del 061 de Cangas. De los diez sanitarios de este servicio en la localidad, dos se hicieron el test y uno resultó estar contagiado. Lo grave es que se trata de un conductor de ambulancias que ha estado trabajando hasta ayer con total normalidad acudiendo a los servicios domiciliarios y de calle requeridos, entre ellos a la residencia geriátrica de Aldán, puesto que no tenía síntomas algunos de la enfermedad al igual que el resto de compañeros del área que también estaban infectados.

Una vez obtenidos los 9 positivos, todos ellos trabajadores de la concesionaria Ambulancias do Atlántico S.L., “decidieron no seguir hacer más pruebas”, relata la fuente a morrazonoticias. A los sanitarios contagiados, que conocieron el resultado en el exterior del propio centro hospitalario pasados quince minutos y “sin intimidad alguna”, no se les indicó cómo proceder en ese momento y se les recomendó hablar con la empresa. Dadas las circunstancias, unos se trasladaron a sus viviendas para iniciar el aislamiento y a aquellos que se negaron a acudir a su domicilio se les ha alojado en un hotel.

Las consecuencias de los positivos

“Tras estos resultados, vamos a ver con qué sorpresa nos encontramos la semana que viene, porque todos las personas positivas han estado trabajando con normalidad hasta ayer, atendiendo a personas vulnerables y con vestuario de protección deficiente en muchos casos como mascarillas defectuosas y reutilizadas ya que sólo tenemos una mascarilla por turno. Mascarillas que, por cierto, llegan a granel en paquetes de 20 y hay que rebuscar para coger una con el riesgo que eso conlleva”, explica el secretario nacional de la Federación de Transportes de la CIG, Suso Pastoriza, con quien se ha puesto en contacto este medio tras conocer los positivos y ha confirmado la situación.

Un sanitario del 061 de Cangas con doble mascarilla.

Para Pastoriza, ésto es consecuencia de “lo mal que se han hecho las cosas” durante todo este tiempo, de que “no se hayan hecho los test desde un principio” y de que en las sedes “no se desinfecten”. “Nuestras instalaciones se limpian, que no se desinfectan, dos veces a la semana cuando tendría que hacerse como mínimo una vez al día. Las ambulancias, que deberían desinfectarse porque es una zona de especial riesgo, no se hace y se está sustituyendo la desinfección por el ozono. Consideramos que debería ser en paralelo puesto que no está demostrado que el ozono mate el virus”, explica el representante sindical.

PCR y Serológica a partir del lunes para todos

Pastoriza ha anunciado que, las lo ocurrido ayer y las numerosas denuncias presentadas por la CIG desde el inicio de la crisis sanitaria por no someter a estos sanitarios de concesionarias a los test, el próximo lunes el Sergas a través de la EOXI realizará al personal técnico de Emerxencias Sanitarias del 061 dos pruebas, una PCR en la que se detectaría la presencia del virus y, a mayores, una serológica completa para detectar el tipo de anticuerpos y saber si se está contagiado o ya se pasó la enfermedad. Considera que “no les ha quedado más remedio que ceder” pero lamenta que “ha llegado tarde” porque “podía evitarse y, además, no sabemos si hemos estado contagiando a más personas”.

Precisamente hace sólo dos días, el 23 de abril, la plantilla del 061 de Cangas denunciaba en este medio las carencias de material con las que se encontraban y la negativa a hacerle los test del Covid-19 a pesar del riesgo en el que trabajaban.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí