Convocados por la CIG, decenas de personas, entre ellas la alcaldesa, Leticia Santos, y la teniente de alcalde, Marta Freire, además de varios concelleiros del gobierno local, se concentraron a las puertas de la única sucursal que Abanca pretende dejar abierta en el casco urbano de Moaña, la de Concepción Arenal. También acudió, como estaba previsto, el diputado autonómico del BNG Paulo Ríos.

Desde las 12:00 horas, con pancarta y altavoz en mano, se ha llevado a cabo la protesta para tratar de evitar que a final de este mes la oficina de Abanca en Ramón Cabanillas cierre sus puertas para siempre. Precisamente, la asociación vecinal A Praya-Seara se ha manifestado por primera vez mostrando su oposición a esta clausura al tratarse de una oficina que «sirve de utilidad y servicio al vecindario».

«Nos sumamos a las protestas y movilizaciones ante la actitud de estos banqueros, que una vez más muestran su prepotencia, persiguiendo únicamente los intereses propios de esta entidad y sin pensar nunca en las necesidades del pueblo de Moaña», expresan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí