Asociaciones y la edil Victoria Portas en la mesa informativa.

Asociaciones de discapacitados y Concello de Cangas llevan a cabo esta campaña para concienciar del peligro que supone no recoger las heces de las mascotas en la vía pública

«A caca dos teus cans remata nas miñas mans», así de contundente es el mensaje que trasladan las asociaciones de discapacitados Adisca y Aspamsim en colaboración con el Concello de Cangas. El objetivo es concienciar a los ciudadanos de la necesidad de recoger las heces de las mascotas en la vía pública por el peligro que supone para la salud de las personas cuando los excrementos se encuentran al aire libre. Para ello instalaron una mesa informativa a las puertas del consistorio en la que entregaron folletos con este lema tan directo.

Un perro mediano genera unos 18 kilos de excremento al mes que sumado al producido por gatos, aves, palomas y roedores, incluso la del ser humano, se transforman en polvo incorporándose al aire que respiramos, lo que produce un problema sanitario muy serio, que se suma a los altos índices de contaminación.

La materia fecal que se deja en plazas y aceras contribuye a la polución del aire, del acuífero subterráneo, de depósitos de agua, de lugares de esparcimiento y, además, de diversos alimentos elaborados en la vía pública. Por eso, muchas veces nuestros parques y plazas contienen parasitosis, geo helmintiasis…etc que afectan especialmente a los niños por ser los más expuestos.

Los gérmenes provenientes de las heces se introducen en el organismo del ser humano por medio de la respiración o al ingerir alimentos preparados en la calle. Esto ocasiona infecciones por parásitos (lombrices, amebas o bacterias), y enfermedades del aparato digestivo, la visión, el corazón, el hígado y la piel. Por eso, la clave está en salir con una bolsiña para recoger las cacas y depositarlas en el lugar adecuado, la basura.

Por lo tanto, evitar que las cacas de las mascotas queden en la vía pública no sólo es una cuestión de «higiene» sino de «salud» y tanto las asociaciones como el Concello han emprendido la guerra informativa a quienes todavía hacen caso omiso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí