Ambulancia a las puertas del centro de salud de Cangas.

Están obligados a ir a la base de Vigo a desinfectar el vehículo cada vez que a atienden a un paciente

“Los responsables de la empresa Ambulancias del Atlántico, del Grupo
Orthem, decidieron retirar el pasado día 16 de noviembre a máquina generadora de ozono con la que se complementan las tareas de desinfección de los vehículos sanitarios tras la atención y el traslado por el personal sanitario del 061 de los pacientes con signos de sospecha o confirmación por Covid-19″, así lo denuncia la Cig en un comunicado emitido a los medios hace apenas unos minutos.

Aseguran que pese a que la empresa alega que fue retirada para someterla a una reparación, el personal técnico de la base de Cangas denuncia que “tan sólo se trata del relevo de un fusible, para lo cual no se tarda un mes”. Además, indican desde el sindicato, el precio de estas máquinas generadoras de ozono tienen uno cueste de 75 euros, lo que no justifica que no se pueda proceder su inmediato relevo.

La Cig cree que detrás de esta decisión existe una “campaña de ataque al sindicato nacionalista en venganza por las decenas de reclamaciones y denuncias que acumula la empresa delante de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social o en la propia Guardia Civil”. En la actualidad, relatan, “existen ya actas de infracción y requerimientos de la autoridad laboral con multas por vulnerar los derechos fundamentales del personal trabajador y a sus representantes sindicales, además de poner en peligro su salud y seguridad”.

Sin ambulancia del 061 y sin personal del PAC

El hecho de que el centro de trabajo de Cangas carezca de un sistema de desinfección Covid-19 propio obliga a que las tareas se realicen en las instalaciones que Ambulancias del Atlántico tiene en la ciudad de Vigo. Esto provoca que la ambulancia tarde mucho más en quedar nuevamente operativa, originando retrasos en la asistencia a la población que tenga una urgencia sanitaria.

El sindicato denuncia que en las instalaciones de Vigo tan sólo disponen de tres máquinas generadoras de ozono para nueve vehículos, por lo que resulta habitual que además de la media hora que se tarda en hacer la desinfección haya que hacer cola para que las máquinas queden libres. Resulta habitual que el personal técnico de emergencias finalice su asistencia a un paciente en el PAC de Cangas y que se tenga que trasladar a Vigo a realizar las tareas de desinfección para luego regresar de nuevo al Morrazo, quedando la zona sin servicio de ambulancia durante más de una hora.

Ayer mismo, dicen, el Punto de Atención Continuada de Cangas (PAC) estuvo sin un enfermer@ y sin un médic@ durante más de dos horas tras realizar un acompañamiento a un paciente al tener que quedar retenido en Vigo mientras la ambulancia realizaba la desinfección. Pese la carga de trabajo existente por la situación de pandemia y al cierre del PAC de Moaña para garantizar un doble circuito de asistencia Covid, “al Sergas no parece importarle prescindir de un equipo médico”.

Solicitud a las tres administraciones implicadas

Delante de esto, la CIG solicitará la intervención del 061, de la Gerencia de Vigo y del propio Concello de Cangas para obligar a Ambulancias del Atlántico a disponer de un sistema de desinfección en la localidad que garantice la adecuada y pronta asistencia de la población. Para eso, enviará una solicitud a las tres administraciones a fin de que pongan solución la este asunto.

Finalmente, la central nacionalista le exige a la actual concesionaria que establezca un protocolo con la participación de la representación legal de los trabajador@s, tal y como exige la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, para definir el mejor sistema de desinfección posible para las ambulancias. En la actualidad, el ozono no deja de ser un complemento de la limpieza de superficies que no tiene demostrada su eficacia frente a la Covid y no está exenta de riesgos para lo personal trabajador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí