Trabajos de prevención de los incendios.

A través del Plan de prevención y defensa (Pladiga 2021) la Xunta incrementa el número de vehículos, refuerza el personal y mejora la formación de la plantilla

El Plan de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia (Pladiga 2021) trae consigo la implantación de nuevas funcionalidades para el cálculo de los costes de extinción basadas en costes unitarios y tiempo de trabajo. Con ello se facilitará, posteriormente, la reclamación de los gastos en procesos judiciales contra los acusados por delitos incendiarios. En materia informativa y de funcionamiento sobre el terreno, la Xunta también permite el acceso de los brigadistas en tiempo real a toda la información operativa del fuego. Un sistema que mostrará desde el primer foco de origen del fuego hasta los puntos de agua próximos, los datos meteorológicos, las descargas de los medios aéreos o la cartografía facilitando así el trabajo durante la extinción y dotando de mayor seguridad a los efectivos.

Uno de los puntos de agua.

En cuanto a medios humanos y materiales movilizados, recordar que el operativo está integrado por más de 7.000 personas para actuar en cerca de 5000 kilómetros de pistas forestales y la realización de las labores de mantenimiento de los casi 4000 puntos de agua y la construcción de otros 222 nuevos que supondrá una inversión de 30 millones de euros. Así, en medios aéreos, se mantiene la treintena de aeronaves disponibles entre medios de la Xunta y del Estado.

Red de cámaras y renovación del parque móvil

En tecnología, este año se han instalado 22 nuevas cámaras de vigilancia de última generación en los montes gallegos para consolidar así la red ya implantada y que actualmente cuenta con 142 dispositivos situados en 71 puntos estratégicos de Galicia, la mayoría de ellos en las Parroquias de Alta Actividad Incendiaria (PAAI) y las zonas de Alto Riesgo de Incendios, lo que supone una cobertura del 70 por ciento del territorio gallego, un 10 por ciento más que el año pasado.

En este afán de mejorar en la prevención y defensa de los montes de la comunidad también se ha procedido a renovar el parque móvil autonómico con la compra de 6 nuevas motobombas y de otros vehículos, que se suman a las 88 motobombas adquiridas desde 2013 por el gobierno gallego. En definitiva, en lo últimos años se ha renovado más de la mitad de la flota antiincendios del Servicio autonómico que, unido al de los municipios, alcanza las 378 bombas.

Trabajos de formación sobre el terreno.

Formación continua a 3000 trabajadores del Pladiga

La intención de la Xunta es que los trabajadores del Servicio de prevención y defensa contra los incendios cuenten con una formación actualizada y para ello este año impartirá cerca de 230.000 horas lectivas a los casi 3.000 miembros de la plantilla. Pero no se queda aquí, en 2024 esta formación se extenderá a los concellos y a la sociedad del rural a través de cuatro programas, dos para el personal de la Xunta y otros dos para los consistorios y los vecinos residentes en las zonas con mayor probabilidad de incendio.

Los dirigidos a profesionales de la Administración autonómica se impartirán en otoño-invierno y constarán de 31 cursos repartidos en modalidad presencial, telemática o mixta, además de 40 formativos dirigidos a reforzar la seguridad laboral con el manejo de los equipamientos de trabajo como sobre el terreno en los grandes incendios.

También se contempla la formación eminentemente práctica para los trabajadores adscritos a los ayuntamientos y acciones de concienciación hacia población rural, así como formación en materia de auto protección frente el fuego.

Creación de un «Campus Forestal» y de una base de incendios en Ourense

La lucha integral contra el fuego también ha llevado a la Xunta a crear un Centro Integral para la lucha contra el fuego en la localidad ourensana de Toén, un «Campus Forestal» en el que ya se comenzó a trabajar con labores silvícolas y de limpieza y que funcionará con aportaciones de los mayores especialistas en el comportamiento de los incendios. Además, se prevé la construcción de una moderna base de medios aéreos que supondrá una inversión de más de 9 millones de euros y que estará enmarcada en el proyecto transfronterizo Interlumes. Este área nace en una de las zonas más afectadas por las llamas y busca anticiparse a los incendios, mejorando el tiempo de respuesta y optimizando los recursos.

Colaboración con la Fegamp

Por otra parte, dentro de la lucha contra el fuego, hace falta destacar también el convenio de colaboración suscrito con la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp) en materia de prevención y defensa contra los incendios forestales. En este contexto, ya son 270 los ayuntamientos adheridos.

A mayores, la Xunta entregó 232 planes de prevención municipales a los correspondientes consistorios, de los cuales 129 ya están aprobados definitivamente y los otros 103 se encuentran en tramitación. Así, en tres años se pasó de no haber casi ningún plan a que lo tengan hoy en día en tramitación cerca del 75% de los municipios gallegos.

Teléfonos para alertar de fuegos y de la actividad incendiaria

Por último, se recuerda que está a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 085, al que deben llamar en caso de detectar algún fuego forestal. Además, existe un teléfono anónimo y gratuito para denunciar cualquier actividad delictiva incendiaria de la que se tenga sospecha o conocimiento: 900 815 085.

Asimismo, toda la información actualizada sobre incendios forestales puede ser consultada en la cuenta abierta de twitter: @incendios085.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí