Un momento del partido de ayer en Madrid.

El entrenador asegura que “todavía hay esperanza” y advierte a los equipos que están por encima de que “todavía estamos vivos”

El Marín Peixe Galego gana en Madrid por 76-81 en un partido que el propio entrenador, Diego Gómez, asegura que era “una pista muy complicada”. Esta victoria, después de la derrota en A Coruña, demuestra que el equipo “sigue enganchado” y “vivo” y que este resultado “debería ayudarnos a coger cierta moral”.

Gómez sabe que no es fácil ascender pero “hoy estamos un poquito más cerca” y, por tanto, “advertimos a los equipos que están por encima de que nosotros seguimos vivos”.

Para Diego Gómez ésta es la primera victoria como entrenador del Peixe después de la marcha de Javi Llorente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí