Asamblea que se celebró el pasado 14 de marzo en el multiusos de Domaio.

La Junta Directiva alega contra el proyecto actual, entre otros puntos, la falta de seguridad, incerteza y creen que no facilita la conciliación laboral y familiar

Tal y como habían anunciado, la Junta Directiva del ANPA O Piricoto del colegio de Domaio ha entregado en el Concello de Moaña el escrito solicitando que se “desista” del proyecto del Camino Escolar Seguro que el gobierno local tiene previsto ejecutar en esta parroquia. Además, han adjuntado las 575 firmas recogidas en la campaña de las últimas semanas contra esta iniciativa, 22 más de las enviadas a la Diputación.

En el documento registrado telemáticamente, los padres aseguran que el ANPA “siempre rechazó el proyecto tal y como se redactó” y alegan que los motivos para ello son, en materia de seguridad, que “la propuesta de dejar a los niños que acuden en vehículo particular en el “bica y arrinca” generará un riesgo que hasta ahora no existía” puesto que el proyecto “no contempla otra posibilidad” para ellos. Además, creen que “no facilita la conciliación de la vida laboral y familiar porque “muchos padres y madres no están empadronados en el municipio, pero eligieron este colegio por diferentes motivos” y, por tanto, “no tienen derecho a utilizar el transporte escolar” porque no son residentes. Progenitores que, debido a ésto, tienen que llevar en coche a sus hijos al colegio y que no tendrían “un área habilitada en las inmediaciones para poder recogerlos”.

En el escrito también consideran que el proyecto crea “incerteza” ante un posible cambio en la empresa de transportes que realiza la ruta al colegio. “La mayoría de los alumnos que actualmente son usuarios del transporte escolar viven en un radio de 2 kilómetros. En estos momentos, si tienen la posibilidad de acudir al centro en autobús es gracias a un acuerdo entre la empresa y el colegio, una situación que puede variar si cambia la empresa concesionaria abocando a la mayoría de usuarios a hacer uso de los vehículos privados”, relatan.

Menos aparcamiento

El cuarto punto que alegan son las “dificultades para organizar actividades multitudinarias” ante la eliminación de plazas de aparcamiento y la obligación de los asistentes de aparcar “a más de medio kilómetro del recinto con una fuerte pendiente insalvable”, frente a la iglesia parroquial. Creen que “no existirá la posibilidad de la figura de los padres voluntarios” por la “falta de candidatos” y están convencidos de que esta propuesta “roza la utopía”.

Por último, el ANPA replica al Concello que “la carretera sobre la que se quiere llevar a cabo la actuación no reúne las medidas necesarias para que se den las condiciones de seguridad mínimamente exigibles”. “Entendemos que el ancho de la calzada no es suficiente para proyectar un camino escolar seguro conforme al diseño que nos presentaron”, apuntan.

Condiciones para que Domaio apoye el proyecto

Los padres de O Piricoto consideran que “para que el proyecto gozara del consenso de la parroquia” tendría que incluir la habilitación de una “pista en el entorno del pabellón” que deberá ser “de uso público sin restricciones ni horarias ni de uso” y un “aparcamiento público e independiente del de los profesores con capacidad mínima de 30-40 coches para uso de los vecinos y de los padres”.

La otra condición sería que el “bica e arrinca”se ubique “en la parte alta del colegio” de forma que se pueda acceder a él “a través de una nueva pista que se pretende habilitar por detrás del pabellón”.

Ahora, la pelota está sobre el tejado del Concello que tendrá que determinar si acepta la solicitud de desestimación, considera las condiciones o, por el contrario, continúa adelante con el proyecto. El edil de Mobilidade, Rodrigo Currás, aseguró que no se ejecutará un Camino que no cuenta con la aprobación de la parroquia de Domaio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí