Según el Concello, es un obra de “vital importancia” por el “riesgo de derrumbe” de los dos pilares de hormigón

El concello de Marín invertirá casi 107.800 euros en mejorar la accesibilidad y la seguridad del camino de Cividanes, actualmente en un estado de máximo deterioro por el paso del tiempo, la humedad, la acumulación de vegetación y las inclemencias meteorológicas. A todo esto se suma que este muro es el que sostiene la ramificación de la rúa da Costa.

Para el edil Manuel Santos, se trata de una actuación de “máxima importancia” porque podría derrumbarse en cualquier momento. Actualmente esta infraestructura tiene un forjado sobre dos pilares de hormigón cuyo estado supone un peligro para los vecinos y para los conductores. Tras las obras, que durarán dos meses, se construirá un nuevo muro de 25,59 metros con una altura de entre 3,5 y 6,7 metros, dependiendo del tramo. Además, se repondrá el firme tanto de Cividanes como en la calle Costa. A todo esto se suma la implantación de una escalera metálica que conectará a los peatones con los dos viales de distinto nivel. Se diseñará un paso de cebra sin obstáculos al final del muro, protegido con una baranda.

Saneamiento en la rúa da Costa

La Junta de Gobierno local, aprovechando las mejoras en Cividanes, también dio luz verde a la prolongación de la red de saneamiento separativa en la rúa da Costa. En enero 2015 ya se llevó a cabo el proyecto de renovación de renovación subterráneo y de la pavimentación en el que se separaron las aguas pluviales de las recales, concretamente acabó en el nudo entre esta calle y el inicio del camino de Agrovello. Ahora, con esta nueva licitación se cubrirá la zona que quedó fuera de la anterior actuación. hasta llegar al desagüe de pluviales del CEIP San Narciso. El coste de esta obra es de 39.960 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí