Los agentes trasladando las plantas.

Uno de los detenidos figuraba con una docena de reclamaciones judiciales, dos de ellas de ingreso en prisión

La Guardia Civil ha procedido a la detención de tres vecinos de Cangas como presuntos autores de un delito contra la salud pública, en la modalidad de cultivo y elaboración de drogas, al que se le intervinieron 20 plantas de marihuana. 

Detenidos

Se procedió a la detención de una pareja de 31 años, que fueron puestos en libertad en sede policial y un amigo de 35, que se encontraba en el mismo domicilio en el momento de la incautación de las plantas, que fue puesto a disposición judicial debido a que figuraba con un amplio historial de reclamaciones judiciales pendientes, dos de ellas para ingreso en
prisión.

Actuaciones

A raíz de las investigaciones realizadas por los efectivos del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cangas, se tuvo conocimiento de una plantación de cannabis sativa en un terreno contiguo a un edificio de varias viviendas ubicado en la localidad de Cangas. Al inspeccionar la finca se necesitó el apoyo del Seprona para proceder a la retirada de dos perros potencialmente peligrosos que custodiaban el invernadero, donde se localizaron 20 plantas de marihuana, un motor destinado al riego, varias bolsas con abonos minerales y una libreta con anotaciones manuscritas.

Plan provincial contra el tráfico y consumo de estupefacientes

Con esta actuación, enmarcada dentro de los servicios que la Guardia Civil de Pontevedra tiene activados para la detección y erradicación de puntos de producción, venta y distribución de sustancias estupefacientes, se ha evitado que las dosis que se pudieran obtener a raíz del cultivo de las plantas de marihuana intervenidas se hubiesen destinado al tráfico de
drogas (menudeo). 

Diligencias

Las diligencias instruidas, junto con las plantas intervenidas, fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción de guardia de Cangas.

Por su parte, se formuló también una denuncia administrativa por la tenencia indocumentada de los dos perros de razas potencialmente peligrosas, que fueron recogidos cautelarmente por la protectora de animales de O Morrazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí