Escuela infantil A Galiña Azul de O Hío.

Servizos Sociais insiste en que quiere clarificar las cuentas de este servicio que administra conjuntamente con el Consorcio y que se excluyan los gastos de mantenimiento

La concelleira de Servizos Sociais de Cangas, Victoria Portas, sale al paso de la sentencia emitida el pasado 15 de octubre en la que el TSXG obliga al Concello a pagar más al Consorcio por las escuelas infantiles de O Hío y de Cangas. En primer lugar, Portas avanza que el equipo jurídico del consistorio está analizando el contenido y valorando la interposición de un recurso de reposición. Se basan para tomar esta decisión en que «resuelta por sentencia la controversia, corresponde decir que este último argumento no es descartado de todo por el Tribunal que para rechazar una posible compensación respeto las liquidaciones en discusión únicamente se limita a observar que debería haberse seguido el procedimiento administrativo previsto en la norma».

La demanda fue interpuesta por el actual gobierno local en 2019 y en ella se advierte de la situación de «abuso a la que este Concello está siendo sometido por parte del Consorcio en relación con las liquidaciones que periódicamente gira por las escuelas infantiles do Hío y Cangas al amparo de la LEY 2/2017, de 8 de febrero, de medidas fiscales, administrativas y de ordenación. (DOG 09.02.2017)». «Debemos advertir que en esas fechas ya estaban giradas las liquidaciones definitivas del curso 2018- 2019 que fue objeto de la controversia judicial, por lo que, de acuerdo con el equipo jurídico del Concello, se decidió promover el recurso ahora resuelto cómo única alternativa a esas alturas de la tramitación administrativa», explica la edil, que asegura ya ha pedido en varias ocasiones al Consorcio la liquidación detallada de los pagos por plaza, fecha de inscripción y número de horas que los niños permanecen en el centro para saber realmente el coste que tiene que asumir el Concello como ocurre en otros servicios como el SAF «pero nunca contestan». «Sospechamos que estamos pagando dos veces por lo mismo porque el impuesto que graban no tiene ningún concepto. Nosotros financiamos una parte de las plazas y, el mantenimiento pero no sabemos dónde va, por ejemplo, la cuantía que abonan los padres», añade Portas.

El Concello gasta anualmente alrededor de 100.000 euros en las escuelas infantiles, una cantidad fija y no en función de la ocupación «por lo que desconocemos cuál es el gasto real de estas galescolas».

Cangas no es el único concello que demanda esta clarificación. Oleiro también mantiene una batalla judicial por la misma cuestión. De hecho, ya en 2015 este consistorio gobernado por Alternativa dos Veciños. presentó un recurso por lo mismo que demanda el municipio de O Morrazo: la exclusión de los gastos de personal por no ser de mantenimiento, el desglose de las cuentas y la compensación económica a las arcas municipales por los abonos entre 2010 y 2013.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí