Ángel Alfonso y Ángela Fernández, con sus denuncias en la mano.

Las han presentado la usuaria de Cáritas que la semana pasada se enfrentó al párroco en el local de Cáritas y el vecino que meses atrás recogió firmas contra el párroco para presentarlas en el Arzobispado

El conflicto con el sacerdote de la Iglesia del Carmen de Moaña ha terminado en los Juzgados. Esta mañana la usuaria que el pasado martes se enfrentó al cura en el local de Cáritas tras «negarse el párroco a darle su bolsa de alimentos», explicó ella misma a este periódico, y en el que tuvo que personarse la Policía Local se ha dirigido esta mañana a las dependencias judiciales de Cangas. Ángela Fernández no ha ido sola. Junto a ella lo ha hecho Ángel Alfonso Pereira, el joven que meses atrás emprendió una recogida de firmas contra Don José Luis Muñiz.

La primera acusa al cura de no darle los alimentos que, según dice, le corresponden «por cumplir con los requisitos» y por «entregar productos caducados y en mal estado a las familias». Pereira, por su parte, le acusa de «amenazas», «intimidación» y de «sustraer los papeles de las fimas impidiéndonos ejercer el derecho a la crítica» para presentarlas posteriormente en el Arzobispado. «En marzo de 2019, durante una misa en la Iglesia de Tirán, en el sermón dijo que viniendo a mi casa a llamarme la atención y amenazarme vio al demonio», relata la denuncia y añade que «me vino a intimidar en más de seis ocasiones a la puerta de mi trabajo en Vigo, quedándose en la puerta durante un rato sin mediar palabra».

Cada uno de ellos ha presentado su denuncia de forma independiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí