Local de Cáritas Moaña en el bajo de propiedad municipal de Ramón Cabanillas.

Cáritas Moaña niega todas las acusaciones de los usuarios sobre el reparto de comida caducada o el “veto” a aquellos que no rezan antes de entrar a su local de Ramón Cabanillas y se defiende asegurando que “dispone de un Acta de Control de la Consellería de Sanidade que certifica la corrección de todo lo evaluable”. Además, creen que el descontento es sólo de una usuaria de las “más de 140 personas”. “Es lamentable que la queja de una sola persona dentro de un colectivo de más de 140 sea tan noticiable”, califican y añaden que “como el objetivo es lograr la total satisfacción, se propuso a la persona descontenta una entrevista para que aportara sus quejas, por si eran susceptibles de mejora, a la que no acudió”.

Por otro lado, en el comunicado enviado a Morrazo Noticias, además de acusar al periódico de no contrastar la información y de falta de ética profesional, también indican que el resto de testimonios de usuarias que reafirman la versión de Ángela Fernández “no tienen ningún tipo de relación con Cáritas”.

Además, desde Cáritas Moaña consideran que estas denuncias, en lugar de ir dirigidas al párroco de la Iglesia del Carmen, Don José Luis Muñiz, deberían de apuntar a la directiva de la agrupación. “Tiene una presidenta, un administrador y unos voluntarios y voluntarias que realizan todas las labores. Debería ser a ellos a quien acuse, pero ante la certeza de que no tiene recorrido, prefiere acudir a titulares más sensacionalistas”, acusan a este medio. Sin embargo, en el vídeo puede verse que quien organiza el reparto es el propio sacerdote.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí