Sanidade exige que se desinfecten y el consistorio se ve incapaz de cumplir los requerimientos de la administración autonómica

Las duchas y los aseos de las playas de Cangas han sido cerrados. Los bañistas se han encontrado con ello esta mañana ya que el Concello asegura que no puede garantizar que puedan ducharse con seguridad y, por tanto, cumplir con los requisitos que impone Sanidade para tratar de evitar los contagios y la aparición de rebrotes de Covid-19.

Aunque en este primer día hubo usuarios que inicialmente se enfadaron al encontrarse las duchas sin agua, finalmente fueron informados por los socorristas y por personal municipal y “acaban entendiéndolo”, indican fuentes del consistorio. En un principio el gobierno local apeló a la “responsabilidad” de los ciudadanos pero “aunque la gran mayoría cumple y respeta” no se puede evitar que haya minorías que no lo hagan y eso provoque un problema sanitario. “Resulta inviable que personal municipal vigile todas las playas que tenemos”, argumentan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí